Complicidades del 18 de Noviembre (Crimen de la Hacienda María)

Ir abajo

Complicidades del 18 de Noviembre (Crimen de la Hacienda María)

Mensaje  Admin el Dom Mayo 17, 2009 3:51 am

Fuente: Listín Diario.

Ramfis Trujillo hizo que les llevaran, luego del famoso descenso en el lugar de los hechos del 30 de mayo de 1961, a los héroes, a la residencia campestre de Hacienda María, cerca del poblado de Nigua, San Cristóbal. Amarrados a las palmas y cocoteros fueron asesinados por Ramfis, con sangre fría, uno a uno, en una venganza horrible de odio y muerte. Junto a Ramfis, acompañándolo en su tarea macabra, estuvieron los coroneles Gilberto Sánchez Rubirosa y Luis José León Estévez. Presentes estuvieron el general Tunty Sánchez, Federico Cabral Noboa y José Alfonso.
Testimonios recogidos señalan la hidalguía y el valor de los hombres del 30 de mayo ante sus fusilamientos, sobre todo, Tunty Cáceres Michel, quien antes de morir, le voceó a Ramfis Trujillo, afeminado y asesino. Una vez hubo de matar los complotados, Ramfis se dirigió al puerto de Haina, donde escapó de la ira y la justicia popular, abordando una embarcación marítima. El presidente Balaguer, ante las denuncias y el clamor popular dispuso una investigación de lo hechos, “para que se apliquen a cuantos resulten responsables del mismo las sanciones a que se hayan hecho acreedores”.

En 1965 fueron condenados en contumacia a 30 años, acusados de este asesinato masivo, Ramfis, Sánchez Rubirosa y Luis José Estévez. En la misma sentencia, dictada el 4 de enero de 1965 por la Primera Cámara Penal del Distrito Nacional, fueron hallados cómplices del mismo delito y condenados a 20 años de trabajos públicos, el general Tunty Sánchez hijo, Federico Cabral Noboa y José Alfonso. Ninguno de ellos cumplió condena. Tanto el general Sánchez hijo como el coronel Luis José León Estévez y su hermano José Alfonso, regresaron al país, sin ser requeridos por las autoridades, haciendo inversiones comerciales. Narra el brillante comunicador e intelectual, Miguel Guerrero, en su obra, “Los últimos días de la Era de Trujillo”, que, al abordar a Luis José León Estévez en su residencia de Arroyo Hondo en el año 1991, éste le dijo que no hablaría sobre esos hechos, “porque la verdad afectaría a muchas personas influyentes que aún viven”.
La impunidad ante el crimen fomentó y propició en la vida nacional la repetición de hechos trágicos y dolorosos, contribuyendo a la desaparición de la memoria histórica. El verdadero homenaje a los mártires del 18 de noviembre de 1961, es investigar, establecer responsabilidades, aunque la verdad afecte a muchas personas influyentes que aún viven, como dice, irónicamente, Luis José León Estévez.

Admin
Admin

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 17/05/2009

Ver perfil de usuario http://eradetrujillo.activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.